Un pedacito de nuestra historia: primera gran aportación al patrimonio de Barcelona

El 10 de octubre de 1956 es un día especialmente importante en la historia de nuestro Estudio: en ese día la junta del Banco Comercial Transatlántico (BCT) comunica que se ha ganado el concurso para la construcción de la sede central del banco en un solar de 1.000 m2 de superficie en la Diagonal esquina con el Paseo de Gracia y Riera de San Miguel en Barcelona. Se trataba de construir un edificio singular que durante años fue el más alto de la ciudad.

El BCT había decidido convocar un concurso restringido de arquitectos para la edificación de su sede central en un terreno recientemente adquirido en un lugar muy singular de Barcelona. Propuso a los prestigiosos arquitectos: Raimon Duran Reynals, José Antonio Coderch de Sentmenat, Pere Llimona Torras i Francesc Mitjans Miró. También participaba Eduard Mª Balcells Buigas, arquitecto del banco en aquel momento.

El 15 de octubre del 1955 la Junta declaró desierto el concurso y convocó una segunda vuelta con los mismos participantes. Eduard Mª Balcells prefirió no volverse a presentar y le sugirió a su hijo Santiago que lo hiciera en su lugar, cuyo proyecto fue declarado vencedor y se construyó a lo largo de los siguientes años. Se colocó la primera piedra en julio de 1958 y se inauguró el 21 de marzo de 1961.
 
Debemos hacer notar que, al igual que en la construcción del Colegio Máximo de San Francisco de Borja en San Cugat del Vallés, también en el caso del BCT, la construcción fue llevada a cabo directamente por el Estudio. La propiedad no quiso tener otro trato que con el Estudio.