Mucho movimiento

"La de nuestra ciudad, en la privilegiada esquina Salvá-Poeta Querol, es un recinto de perfiles nítidos, claras paredes y pavimento de oscura madera sobre el que destaca el estampado de una piel de cebra. Marta Sont y Dani Torrubiano, de Balcells Arquitectes, han dado en la diana al configurar un espacio abierto en el que basta un golpe de vista para divisar el contenido."

Mara Calabuig
Levante, El mercantil Valenciano
12 de Diciembre 2013




"Le alegra resaltar el nombre de Encarna Roig, la mujer que posee uno de los historiales más apabullantes en las esferas de alta gama. Su envidiable experencia le ha hecho transitar los ámbitos más solicitados, y ahora Encarna vuelve a nuestra «milla de oro» como directora de la primera boutique que abre Acosta, firma de solera a la que imprime un golpe de timón la incorporación de un grupo inversor familiar, eligiendo Valencia como sede de su nueva etapa, que contará en breve con tienda en Madrid, preludio de otras aperturas. 
La de nuestra ciudad, en la privilegiada esquina Salvá-Poeta Querol, es un recinto de perfiles nítidos, claras paredes y pavimento de oscura madera sobre el que destaca el estampado de una piel de cebra. Marta Sont y Dani Torrubiano, de Balcells Arquitectes, han dado en la diana al configurar un espacio abierto en el que basta un golpe de vista para divisar el contenido: bolsos magníficos (uno, impactante, de antílope natural), abrigos en doble faz y mouton rasé, complementos incitantes como cinturones, chales, clutches y, por supuesto, el calzado, en una variada colecciónn otoñal de botas y botines. La calidad de las pieles, proverbial en la firma, es patente en todas las piezas. Y un imán poderoso. Algo sorprendente ha sido, según me cuenta la directora, la clientela japonesa (de la Semana de Japón en Valencia), que literalmente ha arramblado con abrigos, chales y bolsos, unida a una acogida local espectacular. Que siga la buena racha.
La rueda de la fortuna podría tener una vistosa representación en el desfile que circundó el soberbio árbol navideño instalado en el mercado de Colón (por cierto, obra en gran parte de los talleres municipales de discapacitados). Fue el final de una insólita parada que recorrió calles y plazas, formada por medio centenar de modelos exhibiendo las últimas creaciones de los modistos encuadrados en la asociación Dimova: una amalgama sin fronteras entre consagrados y emergentes, de Montesinos a Lulúlucía, de la presidenta Dolores Cortés a la jovencísima Carla Tomás. Se trata de un proyecto puesto en marcha por el dinámico estudio Contexto, que trajo a Valencia informadores nacionales y compradores de México, Estados Unidos, Alemania, Arabia Saudí, Rusia, Ucrania y República Checa. En Praga precisamente será la apertura del próximo show-room, otra fase de este objetivo de divulgación internacional de diseñadores valencianos, a los que sirvieron de espléndidas «perchas» los y las modelos que la insuperable Kuki Giménez maquilló y peinó con maestría. Sin dejarse intimidar por el frío, mostraron „ante la admiración ciudadana„ conjuntos masculinos, y femeninos, vestidos veraniegos, vaporosos trajes de fiesta y alegres bañadores. En la plaza de la Virgen fue un acontecimiento. Y otro, en el mercado Central, con propuestas exclamatorias de alguna vendedora, destinadas a la estilizada esbeltez de las chicas: «Reina, ¿no et vendria bé menjar un poquet més? ¡Mira quines coses més bones tinc açí!»"

Mara Calabuig
Levante, El mercantil Valenciano
12 de Diciembre 2013